RT Vermilion - шаблон joomla Скрипты

Parece que Neymar se está volviendo más predecible o falta algo. No tiene la misma energía ni eficiencia en todo lo que hace en el campo y sus números los ratifican

Decepcionante. Transparente. Intrascendente. Probablemente puedas pensar en más adjetivos para describir la temporada de Neymar hasta ahora; de hecho, estas son palabras amables con respecto a las actuaciones que el brasileño ha estado ofreciendo para el Paris Saint-Germain, ya que algunos fanáticos son mucho más extremos cuando critican al número 10.

Neymar solía ser una máquina, especialmente en la Ligue 1 con estadísticas increíbles, promediando casi un gol por partido (56 en 70 partidos en sus primeras cuatro temporadas en Francia) y estando involucrado en más de un gol por partido (87 goles y más de asistencias en ese mismo período). Sin embargo, en la temporada 2021-22, sus estadísticas son una historia muy diferente. Un gol en seis partidos del campeonato de Francia y 495 minutos jugados, con dos asistencias y sólo tres grandes ocasiones creadas en total.

La superestrella brasileña solía ser mucho más que eso; tomó la Ligue 1 por asalto cuando llegó de Barcelona en el verano de 2017, un genio con un estilo y personalidad antagónica. Se perdió más de la mitad de los partidos del PSG cada temporada (20 en la temporada 2017-2018, luego 17, 15 y 18), pero lo compensaría brindando algunos momentos de absoluta brillantez.

Entonces, ¿qué está pasando? ¿A dónde se ha ido ese Neymar y por qué la versión de este año es una pálida imitación de la brillantez que ha mostrado en el PSG durante las últimas cuatro temporadas?

En primer lugar, sus números han ido descendiendo constantemente a lo largo de sus primeras cuatro temporadas en el Parque de los Príncipes, lo que nunca es una buena señal. De 19 goles en su primera temporada, a 15, 13 y finalmente solo nueve el año pasado. Es lo mismo con sus asistencias (13, 7, 6, 5) y casi todas las demás estadísticas importantes. En la temporada 2017-18, realizó 4.5 tiros por juego, el 60% de ellos a puerta. Ha bajado a 1.8 esta temporada con un 27% de aciertos, y pasó de intentar casi 12 regates por juego con una tasa de éxito del 60% a 6.8 con solo un 49% de éxito.